Tag Archive | consejos

Consejos para cuidar los pies después de correr un maratón


clinova podologia

Tras el sobreesfuerzo realizado por los pies al soportar el peso de la carga y los impactos continuados durante un largo periodo de tiempo, es común la aparición de lesiones como sobrecargas en músculos y tendones, ampollas, uñas encarnadas y hematomas subungueales.

Por tanto, para relajar los pies tras la carrera, se recomiendan llevar a cabo las siguientes acciones:

– Realizar baños fríos durante las 24 horas posteriores para bajar la inflamación.

– Reposar y mantener los pies en alto para mejorar la descongestión venosa.

– Explorar cuidadosamente los pies por si se hubiera producido alguna lesión que requiera la atención de un podólogo, antes de que el problema pueda derivar en otro más grave.

 

Otras recomendaciones

Además, si se detecta cualquier tipo de dificultad al correr o aparecen dolencias como fascitis plantar (inflamación que produce dolor en la parte media plantar del pie o el talón), periostitis tibial, tendinitis o metatarsalgias frecuentes (dolor en la almohadilla plantar), debe acudirse al podólogo para realizar un estudio biomecánico de la pisada. Esta prueba detectará cualquier alteración en la marcha, que se podrá compensar con el tratamiento adecuado y con la elección de las zapatillas que mejor se adapten al pie del corredor, amortiguando el impacto durante la carrera y evitando que las cargas mecánicas que soporta el cuerpo en esa situación generen problemas posteriores.

Otras recomendaciones para cuidar los pies de los amantes del running es cortar las uñas en línea recta, para evitar encarnamientos debido a la fricción constante durante un largo periodo de tiempo, y la hidratación diaria de los pies para que la piel esté más fuerte y prevenir la aparición de las molestas rozaduras y ampollas.

 

Fuente: runandwalk

Anuncios

Consejos podológicos para corredores de Fondo


Captura de pantalla 2014-03-27 a la(s) 17.55.56

· ANTES DE LA PRUEBA

– Al menos una semana antes de la prueba conviene hidratar la piel con alguna crema o loción que contenga urea, una aplicación después del baño o la ducha si tienes la piel seca

– Si por el contrario tienes mucha sudoración, entonces debemos neutralizar ese exceso con polvos de talco o cualquier fórmula comercial, entre pie y calcetín y calcetín y zapatilla deportiva

– Córtate las uñas en recto, bien cortas, evitando aristas que puedan dañarte los dedos contiguos, limando bien los bordes

– Si tienes callos, durezas, ampollas, hongos, papilomas, etc, conviene que te pongas en manos de un Podólogo que te revise el pie y lo deje en las mejores condiciones para afrontar la prueba.

·  EL DÍA DE LA PRUEBA

– No hagas ningún experimento, utiliza los calcetines y zapatillas con las que vengas entrenando habitualmente

– La zapatilla idónea para esta carrera es la de tipo running, ya que el recorrido es por asfalto. La humedad y el calor aumentan la posibilidad de aparición de ampollas.

– Utiliza calcetines tipo coolmax que permiten la expulsión del sudor.

– Colócate apósitos hidrocoloides (tipo Compeed, Urgo) en zonas de roce, previene la aparición de ampollas

– Durante la carrera las lesiones más frecuentes serán las ampollas, uñas encarnadas y hemorragias bajo las uñas, si padeces alguna de ellas, un grupo de Podólogos estará situado en meta para cuidar tus pies. Ponte en sus manos.

· DESPUES DE LA PRUEBA

El pie como el resto del cuerpo ha sufrido un desgaste importante. Pero ahora es el momento de descansar, sumerge tus piernas en agua fría durante algunos minutos, sigue hidratándote y échate una siesta reparadora, si puedes ponte en manos de un fisioterapeuta y date un buen masaje.

El corredor de fondo somete su aparato locomotor a un estrés importante por la reiteración del gesto deportivo lo cuál puede conducir a sobrecargas y lesiones a menudo latosas que complican la práctica de tu deporte favorito, es por tanto fundamental la elección de un correcto calzado deportivo que se adecue a tus necesidades y la realización de un estudio de la pisada para detectar posibles alteraciones estructurales de tu aparato locomotor para PREVENIR LA APARICIÓN DE LESIONES Y MEJORAR TU RENDIMIENTO DEPORTIVO.

Autor: Ángel Glez. de la Rubia- Podólogo Deportivo

Pie Diabético; consejos


Captura de pantalla 2014-02-26 a la(s) 17.13.47

Te presentamos algunos consejos que pueden ser de utilidad para prevenir la infección del Pie Diabético.

Es importante remarcar que no debe confundirse “pie diabético” con el pie de una persona diabética, ya que no todos los diabéticos desarrollan esta complicación que depende en gran medida del control que se tenga de la enfermedad.

La causa primaria del pie diabético se debe al daño progresivo que la diabetes produce sobre los nervios, lo que se conoce como neuropatía. Los nervios están encargados de informar sobre los diferentes estímulos (nervios sensitivos) y de controlar a los músculos (nervios efectores).En los diabéticos, la afectación de los nervios hace que se pierda la sensibilidad, especialmente la sensibilidad dolorosa y térmica, y que los músculos se atrofien, favoreciendo la aparición de deformidades en el pie, ya que los músculos se insertan en los huesos, los movilizan y dan estabilidad a la estructura ósea. El hecho de que una persona pierda la sensibilidad en el pie implica que si se produce una herida, un roce excesivo, una hiperpresión de un punto determinado o una exposición excesiva a fuentes de calor o frío no se sientan. Ya que el dolor es un mecanismo defensivo del organismo que incita a tomar medidas que protejan de factores agresivos, los diabéticos pueden sufrir heridas y no darse cuenta. Además, la pérdida de control muscular favorece la aparición de deformidades y éstas pueden al mismo tiempo favorecer roces, cambios en la distribución de los apoyos del pie durante la marcha y predisponer a determinados puntos del pie a agresiones que, de no ser atajadas a tiempo, pueden resultar fatal .

Los consejos que te proponemos desde podologiaencasa.com para evitar el Pie Diabético son:

  1. Procure que el control de su glucosa sea lo mejor posible.
  2. Vigile todos los días sus pies. Si tiene problemas visuales, solicite la ayuda de un familiar. Inspeccione la presencia de rozaduras, llagas, cortes, ampollas, durezas, áreas enrojecidas o hinchadas.
  3. Lave diariamente sus pies con agua templada y jabón suave y neutro. El baño no debe durar más de 10 minutos. Séquese bien.
  4. No utilice agentes irritantes como callicidas, cuchillas, alcohol, yodo, agua salada. Si se utiliza esparadrapo, debe ser hipoalérgico.
  5. Evite que los pies estén demasiado húmedos o demasiado secos. Mantenga la piel suave e hidratada (puede utilizar una crema hidratante).
  6. Lime sus uñas (no las corte) semanalmente o más a menudo si es necesario, en línea recta, con lima de cartón.
  7. Protéjase del calor y el frío: no camine descalzo por la playa o superficies calientes, póngase calcetines por la noche si se le enfrían los pies, no se ponga mantas eléctricas, bolsas de agua caliente o hielo.
  8. Utilice calzado adecuado tanto dentro como fuera de casa. Utilice gradualmente los zapatos nuevos. Los calcetines no deben oprimirle, no utilice tejidos sintéticos.
  9. Camine diariamente (siempre calzado), eleve piernas y tobillos arriba y abajo 5 minutos 2 ó 3 veces al día; no fume. Practique deporte si no hay contraindicación.
  10. Consulte a su podólogo y/o a su médico si aprecia cualquier lesión.

Fuente: podologiaencasa.com

Calzado de playa para proteger los pies


flip-flops

Para ir a la playa debemos llevar siempre el calzado adecuado para la actividad que vayamos a desarrollar. El podólogo Martín Rueda comenta qué tipo de calzado y qué actividades podemos llevar a cabo en la playa siempre cuidando la salud de nuestros pies.

Los pies en verano

Lo cierto es que por lo general les prestamos poca atención a nuestros pies, algo erróneo si tenemos en cuenta que los pies son la base de nuestro cuerpo y sobre la que nos sustentamos. Por tanto, cuando viajamos deberíamos pensar siempre a donde vamos y qué zapato vamos a necesitar. Por ejemplo, si vamos a una playa con piedras deberíamos llevar unas chanclas con suela para evitar que nos aparezcan heridas. Tal y como apunta Martín Rueda, el pie mojado por el agua tiene la piel más blanda, lo que facilita los cortes y lesiones. Por otra parte, andar descalzo por la arena es muy sano pero debemos tener cuidado de que no haya objetos punzantes en el suelo.

Dolor en los pies

Siempre que tengamos un dolor en el pie debemos acudir al podólogo. No podemos obviar el hecho de que si nos duele el pie también nos puede acabar doliendo la rodilla, el fémur o la columna. Además, tal y como explica Martín Rueda, cuando nos duele alguna parte del pie intentamos huir de esa molestia modificando la forma de caminar. Por tanto, si nos duele una parte dejamos de pisar sobre ella y cargamos en otra zona, algo que con el tiempo acabará por pasarnos factura. Otro signo que puede evidenciar que tenemos un problema en los pies es la suela del zapato porque siempre habrá una parte más gastada que otra, y la propia planta del pie. Allá donde haya más callosidades tendremos nuestro punto débil.

 

 

Fuente: vivirmejor